CONTACTO

Al volante del Golf GTI Clubsport en el Jarama: el mito vive

Probamos en el circuito del Jarama el GTI más rápido de la historia

290 caballos en modo Overboost, llantas forjadas o autoblocante mecánico son algunas de sus claves

AmpliarGolf GTI Clubsport en el circuito del Jarama - SoyMotor.comGolf GTI Clubsport en el circuito del Jarama

El pasado fin de semana Volkswagen celebró el 40º aniversario de su modelo más emblemático, el Golf GTI. Entre las actividades para conmemorar este hito, SoyMotor.com se puso al volante del GTI Clubsport en el circuito del Jarama. Una experiencia inolvidable.

En medio del evento denominado GTIDay –crónica de la jornada– al que se acercaron cientos de aficionados con sus propios GTI, el plato fuerte se presentaba en forma de desafío en pista, con una automóvil que representaba la última evolución del concepto GTI, nada menos que 290 caballos y mejoras específicas para mejorar su comportamiento en conducción deportiva. Por si no teníamos suficiente, un día lluvioso y un trazado empapado puso aún más picante al asunto.

Pilotos y copilotos tan laureados como Andy Soucek o Luis Moya encabezaron la delegación del Volkswagen Driving Experience, un total de más de 15 instructores de conducción deportiva que hicieron posible que cientos de personas pudieran rodar con seguridad en el Jarama durante el GTIDay.

Galería fotos Volkswagen Driving Experiencie GTIDay

Y esto no es decir poco porque las condiciones de la pista eran cuanto menos 'delicadas'. Recordemos que el circuito madrileño no es uno de los más técnicos de nuestro país gracias a curvas ciegas –rampa de Pegaso– o zonas como la bajada de Bugatti que ponen pelos de punta. Suma a este la climatología adversa y lo que para muchos puede ser un infierno, para nosotros supone el escenario perfecto para poner a prueba las capacidades del Golf GTI Clubsport.

Tras dar una vuelta por las instalaciones y conocer algunas de las actividades organizadas por el 40º aniversario del modelo, acudimos a la hora citada al box del Test Drive en el que gracias a una pulsera con tecnología NFC validamos nuestro acceso a la prueba.

El briefing o charla técnica anterior a salir a pista fue todo un lujo. Nada menos que Luis Villamil, expiloto y varias veces campeón de turismos nacional y europeo en los años 80 nos dio unas pinceladas sobre el modelo que íbamos a probar.

Básicamente el Volkswagen Golf GTI Clubsport es el modelo más radical de la gama y también el más potente con 265 caballos, aunque el modo OverBoost le permite alcanzar 290 caballos en tercera, cuarta y quinta velocidad. El propulsor 2.0 TFSI deriva del Golf R –y no del GTI- aunque bajado ligeramente de potencia.

En el apartado dinámico incluye frenos de mayor diámetro en ambos ejes, llantas forjadas de 18 pulgadas que reducen el peso no suspendido –en opción se pueden pedir de 19 con neumáticos semislicks- y un diferencial autoblocante mecánico gestionado electrónicamente. Esto es, un autoblocante de discos de los de verdad, que nada tiene que ver con el diferencial electrónico XDS que utiliza los frenos para 'imitar a un autoblocante real '.

Durante la espera el dramatismo creció por momentos,ya que Volkswagen, en una apuesta por acercar este exclusivo y rápido modelo a los aficionados, ha invitado a muchos particulares a la prueba y apuesto a que la mayoría de ellos nunca ha entrado en circuito y menos al volante de un tracción delantera de 290 caballos… La tensión de la espera podía cortarse con un cuchillo.

La suerte quiso que fuésemos tres periodistas los encargados de probar la unidad número 6, lo que permite que el instructor nos dé cierta 'manga ancha ' a la hora de poner a prueba al GTI más potente de la historia.

De color negro y con carrocería de cinco puertas, el Volkswagen Golf GTI Clubsport que nos ha tocado es más práctico pero no por ello menos eficaz. Además también dispone de los asientos baquets opcionales, que mejoran enormemente el agarre en las condiciones que vamos a probarlo. Al igual que el resto de GTI Perfomance y GTE que había disponibles, la caja de cambios es DSG de doble embrague con función Launch Control. También puede elegirse con cambio manual de 6 velocidades.

Contacto VW GTI Clubsport en el Jarama

La carrocería también recibe modificaciones para dejar claro que no es un GTI cualquiera. El frontal recibe la mayoría de los cambios con un paragolpes delantero rediseñado con tomas laterales de aire, tiene taloneras específicas y un difusor trasero más agresivo, que salvaguarda las dos salidas de escape. Sobre el portón trasero se ha añadido un alerón que mejora la eficiencia aerodinámica, mientras que unas franjas bajo las puertas lo identifican como la versión Clubsport. 

Contacto VW GTI Clubsport en el Jarama

Detalles como el volante de Alcantara le dan un aroma a coche de carreras aunque realmente si vas a usarlo asiduamente en circuito te recomiendo la versión Clubsport S que prescinde de los asientos traseros, sube hasta los 310 caballos y cuenta con asientos de competición y arneses entre otras mejoras. 

Durante la primera vuelta todavía como copiloto ya puedo constatar diferencias respecto a un Golf GTI, que también probé en este mismo trazado. El interior no es muy diferente pero me llaman poderosamente la atención el volante en piel vuelta mientras los asientos baquet de una pieza abrazan mi cuerpo en las curvas más cerradas. Son perfectos en circuito por sujeción y nada incómodos para el día a día.

El autoblocante mecánico permite aprovechar cada uno de los 290 caballos

Mientras me preparo mentalmente para el desafío que van a suponer las próximas vueltas al volante del Golf GTI Clubsport un trallazo del autoblocante corrigiendo la trayectoria a la salida de Bugatti me despierta de mis pensamientos. No está el día para bromas, ni tampoco para salirse de pista con un 'aparato ' de 38.000 euros.

Es mi turno. Los asientos piden a gritos unos arneses en vez del cinturón convencional, al menos en la prueba de hoy en el circuito del Jarama. Acciono el modo Sport para disponer de los 290 caballos y encaro la recta del pit lane. La pista que comenzaba a secarse hace media hora vuelve a estar mojada debido al tremendo aguacero que está cayendo. '¿No querías comprobar de lo que es capaz del Clubsport en las peores condiciones? Pues aquí lo tienes ' pienso mientras apuro tercera para incorporarme al trazado.

Contacto Golf GTI Clubsport en el Jarama

Con el asfalto empapado debo cambiar la trazada habitual evitando en todo momento tocar los pianos o acercarme al interior de las curvas, donde el agua y la goma dejada por los coches de carreras se acumula, reduciendo el agarre de forma alarmante.

Ya en los primeros compases el diferencial autoblocante toma el protagonismo frente a otras virtudes que en estas condiciones son menos aprovechables. Puedes notar como tira del volante en varias curvas, sinónimo de que se está empleando a fondo para poner en el suelo cada uno de los 265 caballos, lo que permite salir de los virajes a una velocidad más que respetable para el estado de la pista. La tracción es sobresaliente para ser un tracción delantera y no echo de menos la tracción Quattro del Audi TT Roadster que probé hace apenas unas semanas.

Durante la primera vuelta encuentro varias "trampas" para el GTI Clubsport que ponen a prueba su comportamiento en mojado. La primera, en la curva de Ascari, una enlazada después de la rampa Pegaso que tiene un reguero de agua en mitad de la trazada. La clave está en pasar lo más recto posible. El coche ni se inmuta y no existen indicios de aquaplanning a pesar de superar el obstáculo por encima de los 120 kilómetros/hora.

La bajada de Bugatti siempre supone un desafío, tanto por ser una curva ciega como por el gran desnivel, que en esta ocasión también se convierte en una de las partes más anegadas del circuito al baja el agua por la pendiente. La clave es siempre dar gas antes del vértice y NUNCA soltarlo a mitad de trazada porque sino propiciaríamos una descarga de peso del tren posterior que podría acabar en un trompo a más de 130 kilómetros/hora. 

Tras divertirme peleando ligeramente con el volante –el autoblocante exige sujetarlo con fuerza a la salida de las curvas- pasamos por meta, en la que alcanzo los 200 antes de la frenada de la primera curva. Frenada antes del cartel de Hyundai y los frenos del GTi Clubsport me demuestran que van sobrados: no hay movimientos extraños, no entra en acción el ABS y a 30 metros de la entrada ya he reducido suficiente la velocidad por lo que dejo correr el coche por el exterior para evitar las zonas más deslizantes.

Las complicadas condiciones no empañaron el buen comportamiento del GTI Clubsport

La segunda vuelta no es menos emocionante, una vez que he podido mínimamente acostumbrarme a las reacciones del coche y el estado de la pista. Además, a mi derecha tengo una vocecilla que me canta la trazada y me anima a ir cada vez más deprisa. Después de las segunda curva de derechas bastante rápida y en la que varios GTi particulares trompearían durante el desfile, afronto la zona más virada, el Super Siete.

Aquí una vez más sale a relucir el buen trabajo del autoblocante y también una agilidad notable a pesar de que hablamos de un conjunto que pesa casi 1.400 kilos.

Quizás lo que menos me sorprendió fue el motor, no porque no empuje, que lo hace de forma bestial en cualquier marcha, sino porque el equilibrio del conjunto y el autoblocante mecánico taparon su buena actuación. En estas condiciones no era difícil que hubiese destacado por ser demasiado rabioso, poniendo en apuros al tren anterior, cosa que no sucedió en ningún momento. En cualquier caso, el Golf GTi Clubsport se siente mucho más rápido que un GTI normal  y datos como su aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 5,9 segundos así lo demuestran.

Durante la última vuelta debo aflojar para refrigerar frenos y motor, no olvidemos que las más de 15 unidades que ha traído Volkswagen llevan rodando sin parar- salvo para repostar y cambiar neumáticos- desde primera hora de la mañana y a un ritmo no precisamente lento. Toda una prueba de fiabilidad y rendimiento. 

Así acaba mi breve contacto del Golf GTI Clubsport, una versión muy afinada que lleva al concepto GTI al máximo exponente en términos de rendimiento y prestaciones –incluso en circuito como he podido comprobar hoy- pero sin dejar de lado una practicidad destacable en el día a día.

Contacto Golf GTI Clubsport en el Jarama

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top