NOTICIA

Volkswagen da la cara en EE.UU. por el 'diésel-gate'

Michael Horn, Dirigente de Volkswagen en Estados Unidos, ha comparecido ante la Cámara del país

Tras el escándalo de Volkswagen en Estados Unidos, se han desvelado algunos datos de interés

AmpliarLa comparecencia en la Cámara de los Estados Unidos da algunas respuestas - SoyMotorLa comparecencia en la Cámara de los Estados Unidos da algunas respuestas

La patata caliente del 'diésel-gate' va quemando al Grupo Volkswagen. El pasado jueves el responsable de Volkswagen Norteamérica, Michael Horn, compareció ante la Cámara de los Estados Unidos para intentar arrojar luz respecto al mayor escándalo de la historia de la automoción. Aunque contó lo justo, esta intervención sirvió para desvelar algunos detalles más del fraude en las emisiones de los motores TDI.

Varios fueron los titulares que dejó Michael Horn, pero sin duda lo más destacado es que reconoció que Volkswagen conocía el fraude desde la primavera de 2014. Ya entonces el directivo del Grupo recibió la información por parte de técnicos de la marca que los motores diésel estaban en potencial peligro de incumplir la normativa de emisiones por incluir dispositivos trampa para reducir las emisiones en el ciclo de homologación.

Michael Horn ha reconocido que hace 18 meses ya estaba avisado sobre los problemas de los motores TDI

Parece poco creíble añadir después que fueron unos pocos técnicos los culpables y que la cúpula del Grupo Volkswagen no sabía nada del 'diésel-gate', por muchas disculpas que se ofrezcan después. Es evidente que los directivos del Grupo Volkswagen tienen responsabilidad directa ya sea por conocer el problema e ignorarlo por completo o por el contrario, por desconocer la práctica sobre los motores de la familia EA 189 que estaban realizando sus subordinados.

Otro punto a tener en cuenta en la intervención de Horn, es que admitió que los motores TDI 2.0 más antiguos (2009-2012) necesitarán algo más que una reprogramación del software. En palabras llanas, estos motores TDI 2.0 perderán prestaciones, aunque no aumentarán su consumo. Por el contrario, las dos generaciones posteriores no llegan a un nivel tan alto de afectación. La segunda versión también necesita cambios físicos menores y la tercera variante, la más nueva, solucionará sus datos falseados con un cambio en el software.

Volkswagen reconoce por otra parte que los motores 1.6 TDI también necesitarán modificaciones físicas para ser legales, lo que una vez más se puede traducir en pérdida de potencia y de par, toda vez que el consumo no se verá afectado. Y todas estas modificaciones se traducen en un mensaje, Volkswagen falseó los datos de sus motores EA 189 no sólo por mejorar sus datos, sino porque sin estas trampas los motores no habrían pasado la homologación pertinente para ser comercializados.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top