CURIOSIDAD

Un final de carrera muy 'reñido'

AmpliarJohn Nemechek empuja contra el muro a Cole Custer en CanadáJohn Nemechek empuja contra el muro a Cole Custer en Canadá

A diferencia de en Europa, en Norteamérica el deporte del motor es casi un deporte de contacto. No es excepcional ver a los pilotos de la NASCAR dar pequeños ‘empujones’ al vehículo que les precede para advertir de su presencia y desestabilizar ligeramente a su contrincante.

No obstante, esos pequeños lances de carrera que con frecuencia no pasan de ahí, en ocasiones se van de las manos y desencadenan incidentes algo más aparatosos que no todos los pilotos saben gestionar.

En este caso, la disputa se produjo durante el final de carrera de la categoría de camionetas pick-up de la NASCAR en el Tire Motorsport Park de Canadá.

En la última vuelta, Cole Custer lideraba la carrera y se postulaba como vencedor de la prueba, pero el veterano John Hunter "Joe" Nemechek, que iba en segunda posición, no se resignaba a volver a casa con las manos vacías.

Nemechek intentó dar alcance a Custer en varias ocasiones sin éxito y al ver cómo la victoria se le escapaba de entre las manos, el piloto de NEMCO Motorsports decidió salir de caza y acechar al Chevrolet Silverado de JR Motorsports en cada curva.

Llegados al último giro del trazado, Nemechek apuró la frenada y golpeó ligeramente la camioneta de Custer, que se desestabilizó lo suficiente como para permitir que su adversario se situase a su altura. Ante la perspectiva de que el líder de carrera lograra cruzar primero la línea de meta, Nemechek optó por sacar de la pista a su contrincante a cualquier precio. Enzarzados en una lucha hombro con hombro y  ambos vehículos fuera del asfalto pasaron bajo la bandera de cuadros con apenas medio capó de diferencia.

La victoria fue finalmente para Nemechek que, gracias a su agresiva conducción, logró arrebatarle de las manos el triunfo a Custer. Tal fue la rabia del piloto de JR Motorsport que mientras el vencedor celebraba su triunfo lo embistió al más puro estilo de un defensa de fútbol americano. Rápidamente, los mecánicos de ambos equipos se acercaron a los pilotos para separarlos y evitar males mayores.

 

 

Lo más complejo para ambos pilotos será dilucidar si sus magulladuras son fruto del final de carrera o de la posterior celebración.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top