CURIOSIDAD

Los coches de Fidel Castro

Estos coches se han convertido en un símbolo de Cuba

Sirven como vehículos particulares y taxis clandestinos

Por 25 dólares la hora se puede cruzar La Habana a bordo de un Buick de los 50

AmpliarVarios 'almendrones' en La Habana - SoyMotor.comVarios 'almendrones' en La Habana

En La Habana circulan diariamente hasta 10.000 vehículos clásicos de los años 50, y se calcula que en todo el país hay unos 75.000. Los conocidos como ‘almendrones’ son el símbolo de la capital cubana y los últimos vestigios del bloqueo económico.

Desde que Estados Unidos estableció el embargo económico y comercial a Cuba en octubre de 1960, miles de coches –estadounidenses en su gran mayoría– han sobrevivido en la isla como congelados en el tiempo gracias al trabajo e ingenio de sus orgullosos propietarios. Unidades de Pontiac, Cadillac, Chevrolet o Packard adquiridos en los años previos a la Revolución –por las clases acomodadas durante la dictadura de Batista– son verdaderas joyas automovilísticas con motores V8 y consumos de otra época.

coche_fidel_castro.jpg

Hoy, más de 50 años después el bloqueo económico ha caído y el líder revolucionario ha fallecido, pero estos coches siguen muy vivos y se han convertido en un símbolo de Cuba y su lucha por sobrevivir. Sus características líneas curvas con forma de almendra –según los cubanos– le ha otorgado el simpático apodo de ‘almendrones’, y la mayoría han sido restaurados y pintados en colores llamativos que contrastan con el aspecto de país reprimido desde hace más de medio siglo. Además, su existencia ha generado en Cuba la aparición de talleres y restauradores que permiten a estos coches funcionar casi como el primer día.

En la actualidad, para muchos cubanos, estos coches son la única oportunidad de tener transporte privado, y ejercen tanto de vehículos particulares como de improvisados taxis clandestinos y reclamo turístico. En muchas ocasiones, sus propietarios han sustituido los viejos propulsores V8 por mecánicas Diesel de camión o incluso por motores de tractores soviéticos y sistemas de refrigeración heredados de viejas neveras. Por 25 dólares la hora es posible cruzar La Habana a bordo de viejo Buick de los 50 como si de una estrella de Hollywood se tratare.

coches_en_cuba.jpg

Tras la muerte de Fidel Castro, el futuro del parque automovilístico y de Cuba es incierto, ya que no es fácil que las negociaciones iniciadas por el presidente en funciones de Estados Unidos, Barack Obama, y el actual gobernante caribeño, Raul Castro, en 2014 fructifiquen con Donald Trump como nuevo mandatario en la Casa Blanca.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top