ACTUALIDAD

La carretera más peligrosa de África: 200 víctimas en ocho meses

La corrupción, posible culpable del mal estado de sus carreteras

Se le ha practicado hasta un exorcismo por temor a que estuviera maldita

Cruzarla supone jugarte la vida

AmpliarLa carretera más peligrosa de África: 200 víctimas en ocho mesesLa carretera más peligrosa de África: 200 víctimas en ocho meses

Una autopista que une las regiones de Kampala y Masaka, en Uganda, puede convertirse en la carretera más peligrosa del mundo, puesto que en menos de un año y en una extensión de 130 kilómetros, más de 200 personas han perdido la vida en su asfalto. Hasta el momento, el Camino a los Yungas en Bolivia, con una extensión aproximadamente 80 kilómetros, un precipicio de hasta 800 metros y donde se debe conducir por la izquierda para una mayor visibilidad en caso de cruce, 'ostenta' este título.

La cifra de víctimas es escalofriante si la comparamos, por ejemplo, con los datos de mortalidad por accidentes de tráfico en España. El pasado verano fallecieron 253 personas en nuestras carreteras, pero hay que tener en cuenta que España tiene 166.284 kilómetros de vías –sin contar carreteras autonómicas ni las gestionadas por ayuntamientos–, una cifra mucho mayor que en Uganda. 

Según ha explicado Edith Nanteza, una policía ugandesa, a la Agencia France Press, "hace poco, 21 personas, entre ellas un niño, murieron en un solo accidente". El siniestro se produjo cuando un coche intentó adelantar a otro y, al invadir el carril contrario, éste impactó contra un camión. Como consecuencia, el camión aplastó a dos minibús llenos de viajeros. 

Lamentablemente, este accidente fue uno de tantos. Pocos días después, se produjo otro choque múltiple en el que fallecieron cuatro conductores y un policía, que había acudido para auxiliar a las víctimas, fue atropellado. También el pasado verano, en una única semana, esta carretera se cobró 30 vidas.

Muchas empresas de turismo del país africano optan ya por alquilar avionetas o hacer trayectos alternativos antes de cruzar por esa carretera que, además, es una de las arterias principales del país, ya que une otros estados fronterizos como Kenia o la República Democrática del Congo.

 

EL PORQUÉ DE LOS ACCIDENTES

Después de gastar alrededor de 50 millones de dólares –unos 46 millones de euros– en reasfaltar y ampliar carriles, las autoridades ugandesas no encuentran una solución para reducir la siniestralidad en esta vía, que atribuyen –en un 90%– a las imprudencias y errores de los conductores. Por ello, se han diseñado campañas de seguridad vial, las denominadas 'Fika Salama' –'Llegar seguro'–, donde se intenta concienciar a la población sobre este problema. 

Sin embargo, no todos los ugandeses creen que los errores humanos estén detrás de estos accidentes. Un pastor local llegó a practicar un exorcismo a la autopista al creer que sólo "el diablo" estaba detrás de todos los problemas. Dicho reverendo aseguró a la misma agencia de noticias que esa era la primera vez que realizaba "un exorcismo a una carretera" y explicó que ésta estaba "maldita" porque la gente local practicó brujería mientras se construía. 

A pesar de ello, la corrupción podría ser otra causa, junto a la imprudencia de los conductores, de la elevada mortalidad en esta autopista. Según un informe encargado por el propio gobierno ugandés, en los últimos siete años se han desviado 1.000 millones de dólares –más de 910 millones de euros– en contratos destinados al mantenimiento de las carreteras.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top