Finalizó tercero tras remontar varias posiciones

Un fallo en el embrague causó la mala salida de Hamilton en Japón

El británico se atribuyó la culpa tras la carrera, pero Wolff apunta a un problema mecánico

Preocupación en Mercedes: es el mismo error que ya les afectó en Hockenheim y Monza

Temen no solventarlo hasta 2017: "No es perfecto y es algo muy complicado de manejar"

AmpliarHamilton se vio forzado a remontar toda la carrera por la mala salida - LaF1Hamilton se vio forzado a remontar toda la carrera por la mala salida

Los problemas en el sistema del embrague volvieron a frustrar la salida de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Japón, donde terminó tercero tras perder varias posiciones en los primeros metros de carrera. El piloto británico se atribuyó inicialmente la culpa frente a los medios de comunicación al describirlo como un "error de pilotaje", pero Toto Wolff ha desvelado que la causa real del incidente descansa sobre el errático funcionamiento del embrague que ya le arrebató la victoria el pasado mes en el Gran Premio de Italia.

Mercedes ha trabajado intensamente a lo largo de los últimos meses en solventar la pobre respuesta del motor en las salidas, una circunstancia que también afectó a Nico Rosberg en el Gran Premio de Alemania. La posterior incidencia de Hamilton en Monza intensificó las investigaciones en la fábrica de Brackley, y aunque el discurso oficial de Mercedes apuntara al optimismo desde la cita de Singapur, Wolff confiesa que los problemas en el embrague persisten como uno de los grandes puntos débiles del W07 Hybrid. 

"Obviamente, el embrague no es perfecto. Es difícil de manejar, hemos intentado optimizarlo, pero nuestra primera conclusión era que no funcionaba bien a la hora de soltarlo. Esto es una simplificación; es un sistema complejo y no ha funcionado en carrera", confirma el dirigente austriaco. Desde Mercedes lamentan que la dificultad de mejorar la respuesta del coche en los primeros metros haya tornado en baldíos todos los esfuerzos por no interferir en la batalla interna de Hamilton y Rosberg, afectada indudablemente por la respuesta aleatoria en las salidas.

"Es difícil gestionar el embrague de forma adecuada y ambos pilotos han estado trabajando en ello, llegando incluso a cambiar la forma en la que lo sueltan con el guante. Esto es solamente un aspecto de cómo funciona, cómo lo sueltas y cómo controlas las revoluciones. Es muy complicado, y luego está el factor de acertar con todo, y eso a veces no es sencillo con el embrague", confiesa Wolff en palabras recogidas por Crash.net.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de sandromc68

Sí, nuevamente la culpa es de Mercedes porque el embrague le falló al bueno de HAM. ja ja ja. ¡Pero si él mismo asumió por radio que el error había sido suyo en la largada y pidió disculpas al equipo! Lo de Wolff fue para protegerlo porque sabía que parte de la prensa lo iba a descuartizar luego del "incidente Snapchat".

Imagen de HGJ

Sin los problemas técnicos que acosaron a Lewis en 2016, estaría claramente al frente este año. A esto se suma la preferencia encubierta de Mercedes po Nico este año absolutamente descarada. Siempre tienen el manejo erratico del embrague como as en la manga (excelente desarrollo de MB para la manipulación) siempre los separan en pìsta con este sistema u otros y benecian a quien quieren. Para terminar es de destacar la poca objetividad de cierto periodismo amarillista para analizar los hechos, siempre ven la foto en sus conclusiones en lugar de la película.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top