El madrileño se ve preparado para dar el siguiente paso

Sainz: "Debutas con 20 años pero con Red Bull sientan como 30"

Carlos explica que la instrucción de Helmut Marko le hizo madurar a un ritmo acelerado

Reivindica que todo piloto necesita un poco de suerte para estar en el momento y lugar adecuados

AmpliarCarlos Sainz en Japón - LaF1Carlos Sainz en Japón

Carlos Sainz siente que los retos que ha superado en su carrera profesional y la exigencia del programa de Red Bull han hecho de él una persona mucho más maduro de lo normal para alguien de su edad. Explica que lidiar con Helmut Marko es una experiencia vital muy instructiva y que cuando se pasea por el paddock siente como si tuviera "30 años".

Sainz entró en la órbita de Red Bull a los 15 años de edad. Desde entonces ha vivido en una situación de ‘ahora o nunca’, como él mismo recuerda al echar la vista atrás. Especialmente estresante fueron 2013 y 2014, dos años en los que su llegada a la Fórmula 1 estuvo en peligro hasta el último momento.

"Lo asocian con la coincidencia o la suerte, pero yo prefiero pensar que es el trabajo duro. En 2013 pasé un año muy difícil. Escogieron a Daniil Kvyat en vez de a mí y a mí me dieron un ultimátum para que ganara las World Series. Hice muchos cambios en mi preparación y al final me convertí en el piloto que veis hoy. Gané el título, pero luego hubo las noticias de Max Verstappen y parecía que iban a renovar a Jean-Éric Vergne”, relata en declaraciones al portal estadounidense Motorsport.com.

Pero entonces se alinearon los astros y se produjo una reacción en cadena que posibilitó su aterrizaje al paddock. El causante de todo ello fue Fernando Alonso, que tomó la decisión de abandonar Ferrari para unirse a McLaren.

"Entonces empezaron a ocurrir cosas y eso fue gracias a Alonso", añade. "Su marcha de Ferrari, Vettel a Ferrari, Kvyta a Red Bull y yo a Toro Rosso. Fue coincidencia, pero creo que el título de las World Series fue clave. Viendo las circunstancias en las que llegué a la Fórmula 1, creo que tengo mucha suerte de estar aquí. Eran circunstancia que distaban de ser las ideales, así que no ha sido fácil superarlas y decir 'mirad quién soy, estoy aquí para quedarme'".

Durante aquellos años de formación aprendió a convivir con la presión constante a la que Helmut Marko somete a los jóvenes talentos de Red Bull.

"Cuando tienes 15 años, no tienes la madurez suficiente como para enfrentarte a un tipo que impone tanto como Helmut Marko", admite Carlos. "Es muy duro, pero eso forja tu carácter. Tienes reuniones con él y le plantas cara aunque te critique mucho. Lo aceptas y vas madurando. Entonces de repente estás en la Fórmula 1 con 19 o 20 años, pero te sientes como si tuvieras 30 por la educación que has recibido en esos cinco años. Es algo que tiene sus pros y sus contras, pero yo le veo más la parte positiva".

Inmersoen su segundo año en la categoría, reivindica que está preparado para dar el siguiente paso y confía que Red Bull comprenda sus ambiciones.

"Yo tengo esa confianza, esa confianza es necesaria en la Fórmula 1. Siempre he conseguido tenerla en mí. A veces la muestras, a veces no tanto, pero creo que siempre la he tenido y sé que es el momento de mostrarle a Red Bull que merezco una oportunidad en un equipo puntero. Creo de verdad que puedo hacerlo",.

"No importa lo que quieras ser. Yo prefiero decir 'o voy a intentar', 'voy a trabajar para conseguirlo'. Puedes intentarlo, pero luego lo otro que necesitas es un poco de coincidencia que te sitúe en el lugar adecuado en el momento adecuado. Es como cuando Kvyat saltó de Toro Rosso (a Red Bull) hace dos años o Max este año en Barcelona. Esa pequeña suerte es importante".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top